el lobby profesional una necesidad para la transparencia

el lobby profesional una necesidad para la transparencia
lobby en chile urgente la legislación

Monday, November 07, 2016

LOBBY: EL LOBBY INFORMATIVO

El "lobby informativo"

Es obligación de los representantes públicos –puesto que los medios de comunicación son empresas privadas- distinguir entre una entrevista concedida a un medio de comunicación de una reunión privada con sus directivos, entre el interés público de una información y el interés particular 

Raúl Magallón

Profesor de Periodismo en la Universidad Carlos III

@raulmagallon
 Pixabay

Se preguntaba Umberto Eco, en su clásico texto -y siempre de actualidad- La Guerrilla Semiológica si "los medios de comunicación transmiten ideologías o son una ideología en sí mismos". Partiendo de la premisa de que el semiólogo italiano llegó a definir la semiótica como "la ciencia de la mentira", es necesario considerar que muchas veces hay más información en lo no dicho que en lo dicho.

El pasado domingo el ex secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) Pedro Sánchez hacía las siguientes afirmaciones sobre su relación con los medios de comunicación:

- "Es verdad que ha habido determinados medios de comunicación que sí que me han dicho que si hubiera habido un entendimiento entre el Partido Socialista y Podemos ellos lo criticarían e irían en contra" (refiriéndose posteriormente de manera explícita a El País).

- "Ha habido una línea editorial, en algunos momentos, con la que yo no me he sentido identificado y que creo que tenía una intención política detrás y era no consolidar o no facilitar la consolidación de mi liderazgo" (respondiendo a una pregunta de Jordi Évole sobre el papel de La Sexta).

Las presiones políticas, económicas y mediáticas en la esfera pública

La respuesta de El País en su editorial del 2 de noviembre "Opiniones y Presiones" señalaba:

"Las reuniones con directivos de EL PAÍS en las que Sánchez participó y en las que asegura que se vio más o menos intimidado se realizaron en el marco de los contactos habituales que este periódico y los demás medios de comunicación mantienen con los líderes de todas las formaciones políticas, por insignificante que sea nuestra contribución, con el objeto de conocer de primera mano sus planteamientos y posiciones".

En junio de este año se conocía que el recién cesado director de El Mundo, David Jiménez, demandaba a Unidad Editorial por las presiones editoriales, alegando que durante el año que se mantuvo en el cargo se produjo "una vulneración de los derechos fundamentales y de la cláusula de conciencia por parte de Antonio Fernández-Galiano Campos, presidente de Unidad Editorial". Que las presiones a directores de medios o a candidatos a presidente del Gobierno son algo inherente a nuestras democracias es algo repetidamente explicado por la teoría liberal de los medios de comunicación.

Bernardo Díaz Nosty hablaba en 1995 de los factores de preagenda, entendidos éstos como "los factores de distinto signo que limitan previamente, o determinan en parte, el contenido publicado por los medios de comunicación" (anunciantes, grupos de presión, accionariado, partidos políticos...). Sin embargo, cuando un medio de comunicación como El País habla de contactos habituales con líderes de todas formaciones políticas, omite decir que como empresa informativa PRISA lo hace también como representante de un accionariado con una serie de intereses particulares (un 13% de las acciones las posee Telefónica, un 10% el banco HSBC, el 9% CaixaBank o el 4,6% el Banco Santander).

¿Hacia el registro de los medios de comunicación como grupos de presión?

El registro de grupos de presión de la UE "está reservado a las actividades de presión, defensa de intereses y representación. Abarca todas las actividades que tienen por objeto influir, directa o indirectamente, en la definición y aplicación de políticas y en el proceso de toma de decisiones de las instituciones de la UE, independientemente del lugar en que se lleven a cabo o del canal o medio de comunicación utilizado. Lo más importante no es la identidad de los inscritos, sino las actividades que lleven a cabo".

 
 
 
 
Sin embargo, cuando un medio de comunicación como El País habla de contactos habituales con líderes de todas formaciones políticas, omite decir que como empresa informativa PRISA lo hace también como representante de un accionariado con una serie de intereses particulares

Si tomamos esa definición como punto de partida y la aplicamos a las funciones que tienen los medios de comunicación en la actualidad -más allá de las tradicionales de servicio público, contrapoder, espacio de debate de la esfera pública, etc.- su propio papel dentro del nuevo escenario comunicativo necesita ser redefinido. Los medios de comunicación conviven entre la información publicada y su rol de lobbies informativos (en la medida en que ya no se trata de editores independientes sino de grupos empresariales con sus correspondientes intereses).

Como bien señala El País en su editorial: "Confundir el derecho de los medios de comunicación a tener una línea editorial y expresarla libremente con el ejercicio de una presión inmoral e ilegítima sobre los partidos políticos solo puede deberse a la ignorancia acerca del papel de los medios de comunicación en una democracia o, peor aún, a una mala fe deliberada al servicio de intereses y estrategias puramente personales". En ese sentido, es obligación de los representantes públicos –puesto que los medios de comunicación son empresas privadas- distinguir entre una entrevista concedida a un medio de comunicación de una reunión privada con sus directivos, entre el interés público de una información y el interés particular.

La transparencia, más allá de un ejercicio de rendición de cuentas sobre la gestión de lo público, es un contrato de confianza. Un contrato de confianza entre representantes políticos y ciudadanía pero también entre los medios de comunicación y sus lectores.

































































































































































































Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • Siguenos en twitter: @rogofe47Chile
 CEL: 93934521
Santiago- Chile

Wednesday, November 02, 2016

lobby LA TENTACION DEL ATAJO

En política como en Ikea, la tentación del atajo

Va a ser interesante analizar cuántos recurrirán al conocido como lobbying del cuñao, que suele caracterizarse por una promesa de acceso exprés a cualquier ámbito de las administraciones públicas fundamentado en una red de amigos que "me debe muchos favores" 

Carmen Muñoz

Directora Asuntos Públicos de Llorente&Cuenca y miembro de APRI

@carmen_mj

Ya me lo imagino, cientos de lobistas -"de la peor calaña", dirán muchos- detenidos por rodear el Congreso cuando, en realidad, lo único que hacían era cola para entrar. ¡Y explica que eso no atenta contra la Ley de Seguridad Ciudadana! ¡Que no! La actividad frenética de los grupos de interés de los próximos meses en las "infraestructuras críticas" del Estado tendrá más que ver con leyes físicas que con las mundanas y derogables.

Estamos en una legislatura posiblemente corta. La verdad, tardamos mucho en llegar a ella y parece que tardaremos poco en terminarla. Eso de la finitud y el factor tiempo, tan de nuestro negocio, cobra mayor importancia en un contexto en el que al Ejecutivo le ha nacido otro eje gravitatorio en la acción de Gobierno a través de un Parlamento en el que, además, habrá más dedos fuerzas moviéndose en sentido opuesto. Dime tu.

Lo normal en cada inicio de legislatura, fuera de Borgen, es que los grupos de interés (empresas, patronales, ong's, sindicatos, etc.) acudan a ejecutivo y legislativo con la idea de influir en la agenda política de los famosos 100 primeros días de GobiernoLos grupos de interés hemos peleado mucho, muchísimo, por ser mencionados en el primer discurso que da un presidente ante el parlamento ("¡Ha dicho luz y taquígrafos para los lobbies!" o "¡Ha dicho matrimonio del mismo sexo e interés general!") y ser parte de la hoja de ruta que define la legislatura. Ahora es parecido, sí, solo que en tropel y sin expectativas. 

Los sectores están más ansiosos que nunca por contar con un parlamento y un gobierno que funcione. Está en juego su interés corporativo inmediato -la rentabilidad de su negocio-, pero también el interés sectorial y general. ¿Qué posición queremos ocupar en 10 años? Y es normal el nerviosismo. Porque la regulación frena o impulsa sectores, derechos y libertades. Habrá que ver cómo combinan los cambios sociales y sectoriales tan rápidos que se están dando con un sistema político de toma de decisión lento enlentecido por un filibusterismo del malo. Y tu más.

 
 
 
 
La actividad frenética de los grupos de interés de los próximos meses en las "infraestructuras críticas" del Estado tendrá más que ver con leyes físicas que con las mundanas y derogables

A ese conflicto estructural entre lo que se necesita y el tiempo en el que puede ser legislado, se le suman los atajos. Porque ante la presión de contar con menos tiempo -tardolegislatura breve- y más complejidad para influir -muchas fuerzas erosionando a la vez sin demasiado poder individual-, las organizaciones se van a ver en la tesitura de ceder al atajo. Va a ser interesante analizar cuántos recurrirán al conocido técnicamente como lobbying del cuñao. Es una tentación que todos hemos sentido alguna vez, al menos a mí, en Ikea, me ha pasado. Es como quedarse con el citius y renegar del altius y fortiusde la locución latina. Más rápido, sí, que ya habrá tiempo de enmendar en la siguiente Legislatura, si total.

La leyenda cuenta que el lobbying del cuñao suele caracterizarse por una promesa de acceso exprés a cualquier ámbito de las administraciones públicas, por difícil que sea, fundamentado en una red amigos que "me debe muchos favores", una capacidad de convicción sin paragón –"te lo digo, está hecho", se le escucha decir- y una capacidad impúdica por tergiversar los informes y estudios que avalan una posición, la que sea. Es solo un ejemplo, aunque suene poco ejemplar.

Esta legislatura, la décimo segunda de la democracia, ofrece la oportunidad de mandar callar alcuñao que muchos llevamos dentro y apostar por un lobbying que construya, y no parcheé, una democracia más sólida dotada de mejores leyes e iniciativas. De la opinión al análisis, del ejemplo a la ejemplaridad, del citius y ya, al altius y fortius. Sería un reto atractivo que emprender, el de una sociedad civil empoderada y convencida de que pueden ser ejemplo y referencia para las fuerzas políticas tocadas por la toxicidad de lo electoral. Los sectores continuarán, digo yo, cuando estos políticos se hayan ido. ¿Y, entonces, qué? Que no sea por la ley de la gravedad.


























































































































































Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • Siguenos en twitter: @rogofe47Chile
 CEL: 93934521
Santiago- Chile